UTILIZAR LAS AUDITORIAS INTERNAS PARA LA MEJORA COMPETITIVA

Actualmente el hecho de realizar una auditoría interna se está convirtiendo en un trámite para cubrir los expedientes de cara a las auditorías de seguimiento anuales de cualquiera de los Sistemas de Gestión (ISO 9001, OSHAS 18001, ISO 14001…).  Siendo el único resultado obtenido el rechazo y desinterés de los niveles intermedios.
El auditor interno tiene que conseguir aportar valor, no solo identificando observaciones y no conformidades, sino generando mejoras empresariales, con la mejora competitiva.

Hay que conseguir convertir las auditorías internas en una herramienta que:

–       Genere oportunidades competitivas, por ejemplo, identificando fuentes de costes de no calidad

–       Identifique mejoras en procesos

Para ello lo interesante es adaptar todo a la actividad real de cada empresa:

–       El diseño del Sistema de gestión

–       El programa de las auditorias

–       El listado de chequeo

–       Realizar la auditoría de arriba hacia abajo (verticalmente desde la entrada hasta la salida)

4 pensamientos en “UTILIZAR LAS AUDITORIAS INTERNAS PARA LA MEJORA COMPETITIVA

  1. Completamente de acuerdo.
    Es bastante corriente ver, que: los informes de auditoría, no informan, porque los auditores no auditan, porque los sistemas de gestión no trabajan para la organización, porque las políticas se han determinado con criterios estéticos, porque …
    Cuando esto pasa, algo hemos hecho mal, pero hemos de saber salir.
    Las auditorías internas son un buen recurso para romper ese círculo vicioso, sobre todo, si luego no caen en vacío con revisiones por la dirección de mero trámite.

  2. Gracias por el comentario Manuel ¡!!
    Como bien indicas es totalmente necesario la implicación de la dirección, quien tiene que considerar el Sistema de Gesión como una herramienta eficaz que da valor añadido a la empresa.

  3. La implicación de la dirección es necesaria.
    Pasó un día y otro día, un mes y otro mes pasó, pensando que se implicaría, al final, no se implicó. ¿Por qué?
    Porque la dirección no ha comprendido nada. No ha comprendido que el sistema de gestión es una máquina en la que le metemos objetivos y salen resultados ¿Por qué?
    Porque el negocio habla un idioma y el sistema de gestión otro. ¿Qué hacer?
    Desde la posición de los responsables del sistema de gestión, pueden: seguir esperando a que la dirección lo comprenda; lamentarse, bla, bla, bla, … ; pero, ese aguante habría de tener un límite. ¿Qué tal si los responsables del sistema de gestión, se ponen las pilas y aprenden el leguaje del negocio?
    A quienes no lo hayan intentado, les propongo hacerlo, para resolver este problema de incomunicación.
    Para ello, recomiendo el libro “El Cuadro de Mando Integral” de Kapplan y Norton (no sé si lo he escrito bien).
    Quienes ya lo conozcan, no deberían tener problemas de incomunicación con la dirección.
    Merece la pena intentarlo.

  4. Buena puntualización, ¿Por qué, cuál es el futuro del Responsable de Calidad dentro de las organizaciones ¿? Los roles de esta figura tienden a cambiar. El nuevo perfil tenderá a impactar con más fuerza en los resultados del negocio. Así que, los Responsables de Calidad, o se quedan de brazos cruzados para que les coman la merienda, o adquieren un elevado grado en competencias del tipo: conocimientos de negocio, liderazgo, capacidad de comunicación o innovación y creatividad.
    Tema que trataré de abordar en otro Post más extensamente.
    Tomo buena nota de la recomendación para la lectura.

Deja un comentario