PLANIFICACION DEL DISEÑO

Planificar quiere decir que antes de ejecutarlo, tenemos que pensar como lo vamos a hacer.  Los diseños pueden ser simples (electricidad, climatización… modificaciones pequeñas) o complejos (proyectos de la NASA).  Y pueden participar una o más personas.  Estos requisitos no afectan de ninguna forma a los requisitos a cumplir en el punto 7.3 de la ISO9001.

Los requisitos de los que habla la norma son:

–       Determinar las etapas de realización del diseño.  Indicar los intervalos de tiempo para la ejecución.

–       Determinar los controles en cada etapa (verificar, revisar, validar).

–       Determinar las responsabilidades (en cada etapa definida indicar quien hace que)

La norma incide en que “la organización debe gestionar las interfaces entre los distintos grupos involucrados en el diseño”.  Es decir, en todo diseño además del departamento técnico, también pueden participar otros departamentos (compras, desarrollo de nuevos productos con proveedores. Producción, analizando la factibilidad de producción. Comercial, determinando elementos de entrada…).  Por ello al determinar las etapas, además del tiempo necesario y el responsable de su ejecución, tiene que quedar clara la interrelación entre las diferentes etapas y sus clientes y proveedores (los distintos departamentos que participan).

Además a cada etapa le tenemos que determinar cuándo y que controles les vamos a realizar.  La norma indica que la planificación tiene que incluir los siguientes controles:

–       Revisión: son las actividades que se realizan en reuniones con todos, o algunos de los implicados en el diseño.  Revisar los resultados y la evolución del proyecto e identificar cualquier problema y dar la solución.

Los resultados hay que registrarlos.  Estos resultados se suelen recoger en actas.

–       Verificación: es la actividad de comprobar alguna variable del diseño, por ejemplo comprobar que un cilindro tiene la dimensión requerida y el recorrido es el especificado.

Los resultados de este tipo de control también tienen que ser registrados.  Suele ser bueno que en este tipo de controles estén definidos las pruebas a realizar, así al verificarlo dejaremos el registro sobre el mismo documento.  Nos será útil si más adelante nos da problemas (podremos consultar en que hemos fallado y mejorar las pruebas para próximas veces, aprender de los errores.

–       Validación: Es comprobar el producto en su totalidad, no medimos una variable, probamos todo el producto.  Ver que funciona como esperamos, que cumple lo solicitado por el demandante y otros requisitos que forman parte de los datos de partida.

No todos los productos se pueden probar, o no por lo menos antes de la entrega a un cliente.  Por ejemplo, un producto a medida que forma parte una gran instalación (una empresa dedicada a la fabricación e instalación de cuadros de mando para el control de máquinas que recibe el encargo de instalar uno para controlar varias máquinas, ya la empresa no dispone de las máquinas a controlar en sus instalaciones).

Los resultados también tienen que ser registrados.  Puede ser un registro de conformidad de funcionamiento del cliente.

 

Todos los registros pueden estar unificados en algún formato diseñado específicamente para controlar el diseño.  Y así tener toda la memoria del diseño junta.

La calidad de un buen diseño, está en la buena gestión del mismo.

RECOMENDACIÓN: leer previamente DISEÑO Y DESARROLLO EN LA ISO 9001 y ELEMENTOS DE ENTRADA EN EL DISEÑO SEGÚN ISO 9001

Deja un comentario