ESPECIALIZAR O NO LOS SISTEMAS DE GESTION

Existen una gran variedad de Sistemas de Gestión.  Sin pensar demasiado, podríamos numerar: El Sistema de Gestión ambiental, el de prevención de riesgos laborales, Sistemas de Calidad Total: Modelo EFQM y finalmente los Sistemas de Gestión de Calidad.

Si nos centramos en el los Sistemas de Gestión de Calidad, se puede decir que todos son muy similares.  El objetivo que se persigue en todos ellos, es el de la continuidad de la organización.

¿Debemos especializar los Sistemas de Gestión de Calidad?

La UNE-EN ISO 9001 nos da una serie de requisitos que no en todas las organizaciones se aplican con el mismo rigor.  No es lo mismo una Ingeniería, cuyo principal servicio es el diseño, que una tienda de lámparas, que debería de tener una gestión de compras muy potente para ser competitivo.  De esta forma cada organización realiza una autorreflexión y aplica el grado de detalle que requiere a cada requisito de la norma.

El especializar un Sistema de Gestión de Calidad supone un mayor rigor en el grado de aplicación de algunos requisitos.  Estas normas han sido elaboradas desde el propio sector (nuclear, construcciones soldadas, automoción, aeroespacial…), por lo que conocen a la perfección los puntos críticos, y es en ellos donde la organización tiene que destacar.

Estas normas especializadas generalmente tienen la misma estructura que una UNE-EN ISO 9001.  Todas ellas tienen los requisitos generales que tiene todo Sistema de Calidad: control de registros, documental, gestión de compras y proveedores, control de producto no conforme…  Sin embargo cada una destaca en requisitos concretos, por ejemplo:

–       UNE-EN 73401, pretende garantizar la Seguridad de sus servicios para el sector nuclear, es decir, garantizar la seguridad de sus suministros y cumplir requisitos de evaluación de proveedores y documentación de compra.

–       ISO/TS 16949, pretende que se optimicen los procesos productivos y el control de calidad del producto en curso y terminado.

–       ISO 3834, pretende asegurar que los Fabricantes son competentes y realizan un control adecuado del proceso especial de soldeo.

–       UN-EN 9100, pretende garantizar una correcta gestión de la configuración en los suministros para el sector aeroespacial.

Las ventajas de la implantación de un Sistema de Calidad según la UNE-EN ISO 9001 son varias.  Se puede dar respuesta a las exigencias de más clientes de sectores diferentes, es conocida a nivel internacional, por lo que es reconocida por los clientes extranjeros.

Sin embargo el implantar un Sistema de Calidad especializado, aunque es una fortaleza frente a clientes del sector especializado, no lo es para el resto de clientes de otros sectores.

En mi trayectoria laboral he implantado varios Sistemas de Calidad basados en la UNE-EN ISO 9001 en empresas de sectores diversos: diseño y fabricación de construcciones metálicas para el sector siderometalúrgico, ingeniería para el sector de las energías renovables, diseño y fabricación muebles, diseño y fabricación de cojinetes, engranajes y órganos mecánicos de transmisión…  También he tenido la oportunidad de especializar los Sistemas de Calidad ya implantados, integrándolos con la ISO 3834 que ayuda a controlar el proceso de soldeo, o la UNE 73401 que ayuda a garantizar la Seguridad en las instalaciones nucleares.

En mi humilde opinión, una organización no puede limitarse a un sector de actividad, ya que nos obligaría a implantar diversos Sistemas de Calidad para satisfacer a los clientes de los distintos sectores para los que suministra la organización.

En mi opinión, es necesario tener y mantener un Sistema de Calidad para la continuidad de las organizaciones.  Lo más gestionable es tener un Sistema de Calidad que cumpla con los estándares de distintas normas de calidad (pe.: la UNE-EN ISO 9001), y únicamente cambiar el requisito especifico del sector o sectores que se quiera especializar, al más estricto.

Hay que tener en cuenta que cuanto más especializado tengamos nuestro Sistema de Calidad, más se ralentizan los procesos intermedios.  No es lógico cumplir con requisitos de muchas normas, si no es el sector predominante de la organización, a no ser que el cliente nos lo exija.

2 pensamientos en “ESPECIALIZAR O NO LOS SISTEMAS DE GESTION

  1. En el caso de que la Organización se enfoque a distintos Sectores de Actividad/Productos/ Clientes, con distintos niveles de calidad entre sí, no sería lo más apropiado (eficiente) solucionarlo todo con un único sistema que situara el listón en nivel del más exigente. Esto sería un “café para todos” en el que los menos exigentes no apreciarían el “exceso de calidad” y, sin embargo, estaría encareciendo el producto y, por tanto: restando competitividad y/o margen a la Compañía.

    Yo también recomendaría que la Norma de referencia para la gestión de la calidad (o, en este caso, de las distintas calidades) fuera la ISO 9001, teniendo previsto, a partir de ahí, establecer Planes de Calidad (*), en los casos necesarios, que cubran el “gap” existente entre esa Norma y los requisitos específicos del Sector de Actividad/Producto/ Cliente.

    (*) Véase: Definición 3.7.5 “Plan de Calidad” de la Norma ISO 9000: 2005.
    NOTA: En otros sectores puede denominarse: Programa de Calidad o Programa de Garantía de Calidad.

  2. Totalmente de acuerdo Manuel.
    Sin embargo, me parece que la empresa tiene que estar preparada para poder pasar del nivel menos exigente al más exigente.
    Y si que hay normas especializadas que pueden dar eta opción, pero también hay otras que no… Por lo que la base del Sistema de Gestión de acuerdo a la 9001 deberá de definir cuando y hasta donde tiene que aplicarse cada nivel en función de los requerimientos de los clientes.
    Tus aportaciones siempre son de gran valor. Gracias,

Deja un comentario